La leche influye especialmente en el mantenimiento de los huesos y dientes, debido a su contenido en calcio
Lácteos y salud bucodental

La dieta ingerida está estrechamente ligada a la salud bucodental. Una alimentación no saludable produce el desarrollo de problemas en esta cavidad: caries dentales, erosión dental y deterioro del esmalte. Por ello, una boca sana resulta fundamental para gozar de una buena salud y una buena calidad de vida; poder morder, masticar, sonreír y hablar sin problemas es vital ya que también puede repercutir en nuestro bienestar psicosocial1.

¿Los lácteos son importantes para nuestra boca?

Como hemos comentado anteriormente es importante llevar una alimentación variada y equilibrada saludable para prevenir cualquier problema en nuestros dientes y para ello hay que incluir en nuestra dieta todos los grupos de alimentos. En concreto, el grupo de los lácteos tiene importantes beneficios en nuestros dientes.

Primero con respecto a su contenido en calcio, un vaso de leche de 200 ml nos ayuda a alcanzar un 28 % de las ingestas diarias de referencia, con un contenido de 220 mg de calcio2. Este mineral es necesario para el mantenimiento de los dientes en condiciones normales3.

En general, uno de los factores relacionados con la prevención de afecciones dentales como la caries, es el consumo de calcio4, sobre todo en niños y jóvenes ya que son más propensos a desarrollar caries y problemas relacionados, pero se recomienda su consumo diario en todas las edades. En este sentido, la leche está catalogada como un alimento de baja cariogenicidad5. Esto es debido a que contiene sustancias preventivas de la caries como el calcio y fósforo, grasas, sustancias antibacterianas, proteínas y caseína6.

La explicación de estos efectos cariostáticos es debida, por un lado, a los elementos que la constituyen y por otro, a las propiedades bioquímicas de cada sustancia. Uno de estos efectos se puede atribuir a su capacidad tampón y al contenido de calcio y fósforo ya que son fundamentales en la composición de los dientes. Por otro lado, las proteínas y la grasa presentes en los lácteos son absorbidas por la superficie del esmalte provocando la paralización de la desmineralización de los dientes, contribuyendo a proteger la superficie del diente de las bacterias6.

Como conclusión, cabe destacar que la leche, por su contenido en macro y micronutrientes necesarios para un estado nutricional óptimo, influye especialmente en el mantenimiento de los huesos y dientes, debido a su contenido en calcio. Por ello, es importante incluir este grupo de alimentos de forma diaria en nuestra dieta, siempre en el marco de una alimentación variada y equilibrada.

1 Organización Mundial de la Salud (OMS) [Internet]. Salud bucodental [acceso 10 de enero de 2019]. Disponible en: www.who.int/mediacentre/factsheets/fs318/es/

2 Leche Pascual. Leche y derivados lácteos. Calidad Pascual [acceso 10 de enero de 2019]. Disponible en: www.lechepascual.es/productos/leche/

3 Reglamento (UE) No 432/2012 de la Comisión de 16 de mayo de 2012
por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños.

4 González Sanz, Ángel Miguel, González Nieto, Blanca Aurora, & González Nieto, Esther. (2013). Salud dental: relación entre la caries dental y el consumo de alimentos. Nutrición Hospitalaria, 28(Supl. 4), 64-71. Recuperado el 10 de enero de 2019, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112013001000008&lng=es&tlng=es

5 Telgi RL, Yadav V, Telgi CR, Boppana N. In vivo dental plaque pH after consumption of dairy products. Gen Dent. 2013 May-Jun;61(3):56-9.

6 Martínez Álvarez, JR; Villarino Marín, A. (2016). Mejorando la salud de los más jóvenes: de la obesidad a la sostenibilidad, disponible en: www.nutricion.org/img/files/AVANCES-2016.pdf