Los batidos, además de ricos, pueden ser fuente de vitaminas, proteínas y calcio
Los batidos son la leche

Decidirse por un batido es siempre una apuesta segura en cualquier época del año y mejor aún, ¿a quién no le gusta un buen batido que además de rico, te aporte nutrientes?

Pues bien, aquí os dejamos algunas de las recetas más ricas de batidos que se pueden hacer con leche y que harán que puedas tomarlo como postre o como bebida principal en desayunos y meriendas, dejando atrás otras recetas más golosas.

Batido de leche y frutas

Una opción muy fácil es optar por hacer el batido con frutas frescas y mezclarlas con leche fría para que, una vez mezcladas, se obtenga un batido lleno de nutrientes y refrescante.

El modo de hacerlo es tan sencillo como elegir la fruta que más nos guste (fresa, plátano, mango, melocotón…) y trocearla para que luego sea más sencillo de triturar. Tras ello le añadimos leche y lo trituramos con la batidora hasta que el batido consiga una textura cremosa y agradable.

Además de delicioso, un batido de fresas supone una fuente importante de vitamina C, que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y también una fuente de proteínas, que contribuyen a conservar la masa muscular y al mantenimiento de los huesos en condiciones normales. Además, este batido nos aporta cantidades interesantes de minerales como el calcio y el potasio.

Los batidos son la leche… para todos

Tener intolerancia a la leche de vaca o, por una u otra circunstancia, no consumirla no debe ser la causa de no tomar un buen batido.

Así, cualquier receta que se nos ocurra para hacer un batido con leche la podemos hacer igualmente, por ejemplo, con bebida de almendras, bebidas de avena, espelta…

Batido de bebida de almendras y coco

Pese a lo esperado, la bebida de almendras es una perfecta elección para hacer batidos, ya que aporta mucha cremosidad y combina con cualquier fruta.

De nuevo, para elaborar esta receta no tenemos más que pelar y trocear el coco para triturarlo posteriormente con la bebida de almendras hasta conseguir una textura cremosa (o como más os guste…). Si además queremos darle un toque un poco más exótico, podemos añadir unas hojitas de hierbabuena.

Este batido te supone una fuente importante de vitamina E, que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo y además aporta también minerales importantes como el potasio y el fósforo.

Importante: no existen combinaciones únicas de sabores, prueba y descubre las que más te gusten consiguiendo siempre un sabor delicioso en una receta saludable. ¿Qué mezclas innovadoras se os ocurren?